Las 10 preguntas más frecuentes sobre la hipnosis

Une_leçon_clinique_à_la_Salpêtrière_02

En todas mis actuaciones de mentalismo, tarde o temprano, la gente empieza a hacerme preguntas sobre la hipnosis. Me da la sensación de que para la mayoría es un tema esotérico, casi mágico. De hecho, también me sorprende que la ciencia no le preste la suficiente atención. En España, por ejemplo, apenas hay investigación seria sobre el tema. Quizás sea una de las prácticas más antiguas que existan –desde la antigüedad se explotan los estados hipnóticos en los rituales mágicos/religiosos–, pero aún hoy no sabemos exactamente cómo funciona. Y en mi opinión no le sacamos todo el partido posible.

Así que me he propuesto responder a las preguntas más frecuentes que me han hecho, para disipar un poco el humo de misticismo que rodea a esta práctica.

1 ¿Qué es la hipnosis?

Esta es la pregunta del millón, y por cada autor e investigador vas a encontrar una definición nueva. La definición que yo siempre he dado es la siguiente –influenciada por D. Elman–:

«La hipnosis es un estado mental en el que la parte consciente del sujeto queda desactivada, dejando que todas las sugestiones sean aceptadas sin críticas por el inconsciente.»

Ahora bien, existen modelos de hipnosis que desafían esta definición. Por ejemplo la hipnosis ericksoniana o hipnosis conversacional, son formas de hipnosis sin trance, es decir, el sujeto no queda “dormido”. Aparentemente no hay un cambio de “estado mental”, y sin embargo las sugestiones son igualmente aceptadas por el inconsciente. En este contexto tiene más sentido esta definición –de Yapko–:

«La hipnosis es un proceso de comunicación influyente.»

De nuevo esta definición es problemática porque ¿qué pasa con la auto hipnosis? Ahí no hay algo que podamos llamar “comunicación” porque uno sería al mismo tiempo el emisor y el receptor de las sugestiones.

En definitiva, esta poca claridad en el propio concepto de hipnosis ilustra lo poco que sabemos del tema. Y uno de los motivos de ello es que ni siquiera conocemos bien cómo funciona nuestra mente, la separación de consciente e inconsciente, etc.

2 ¿La hipnosis es lo mismo que la sugestión?

La respuesta corta: no.

La respuesta más elaborada: una sugestión es una “orden” o “indicación” que pasa por encima de la mente consciente y es aceptada por el inconsciente. En un estado hipnótico todas las órdenes son sugestiones, ya que la mente consciente está “dormida”, por decirlo de alguna forma. Pero también pueden existir sugestiones en un estado de consciencia normal. La publicidad está llena de sugestiones, lo mismo que la política y la prensa.

Las sugestiones pueden ser de varias formas: para que sintamos algo (odio, inseguridad,…) o para crearnos cierta necesidad (comprar, comer,…). Ojo, no todas las sugestiones son negativas, pero he subrayado éstas porque son las más peligrosas cuando aparecen en los distintos medios.

3 ¿Se puede dejar de fumar/adelgazar/etc. con la hipnosis?

En primer lugar la hipnosis no es magia. Las terapias de hipnosis consisten en varias sesiones, y muchas veces incluyen ejercicios de auto hipnosis en casa.

Estos tratamientos tienen dos fases. La primera fase consiste en averiguar qué es lo que provoca la necesidad de aquello que se quiere eliminar. Es decir, ¿por qué necesitamos fumar? ¿Qué es lo que nos hace comer impulsivamente? Aquí aparecerán una serie de emociones y de sentimientos que supuestamente el sujeto intenta mitigar con el uso o abuso de la comida o el tabaco, o cualquier otra adicción. En teoría, la adicción se crea cuando uno siente nervios o ansiedad y se da cuenta de que el tabaco le hace sentir mejor. Lo que realmente pasa es que lo que produce esa ansiedad es la bajada de los niveles de nicotina en sangre.

Entonces, la segunda parte del tratamiento sería reconfigurar la mente para que se diera cuenta de que, si lo que quiere es sentirse mejor, lo que necesita es dejar de fumar. Al mismo tiempo la hipnosis es capaz de crear un estado de ánimo y de relajación que elimina la necesidad de alivio que proporciona la nicotina. Lo mismo pasa con la comida: con un estado mental más sano desaparece la urgencia de estar comiendo entre horas, es decir, se elimina el “hambre mental” para que solo exista el hambre real o físico.

No tengo mucha experiencia con este tipo de terapias, pero es evidente que para curarse de una adicción es condición sine qua non tener un estado mental saludable y, llamémosle, positivo. Si uno por sí solo no es capaz de conseguir ese estado, la hipnosis es sin duda una gran ayuda.

A parte del tabaco, la comida, la bebida, el juego,… también pueden ser interesantes este tipo de terapias para superar rupturas –adicción a una relación–, vencer el miedo escénico u otras fobias. De nuevo, son situaciones fácilmente superables mediante una gestión sana de las emociones, que es algo que la hipnosis puede facilitar.

4 ¿Cualquiera puede ser hipnotizado?

¡Claro que sí! La hipnosis es un estado natural de la mente humana. E incluso podemos caer en ella de forma natural varias veces al día. ¿No te ha pasado alguna vez ir andando a algún sitio, y que tu mente divague tanto que sin darte cuenta ya has llegado a tu destino y no tienes un recuerdo claro del recorrido que has hecho? ¿O quedarte en blanco mirando a la pared y que un compañero tenga que tirarte del brazo para despertarte del trance? Lo mismo pasa cuando estás quedándote dormido –aunque la hipnosis y el sueño no es lo mismo–: tu mente empieza a divagar y es casi imposible hacerla parar. Todos estos son estados de consciencia alterados, parecidos a la hipnosis.

Lo que sí es cierto es que cada uno responde mejor a un tipo de hipnosis que a otro. Algunos tienen una imaginación muy potente y su cuerpo es capaz de reaccionar a sugestiones muy sencillas. A unos les funciona mejor un tipo de discurso autoritario, a otros un lenguaje más maternal. Etcétera. Un buen hipnotizador es capaz de adaptarse al sujeto con el que trabaja para conseguir resultados siempre.

5 ¿Cuánto tiempo hace falta para hipnotizar a una persona?

De nuevo depende del sujeto, del hipnotizador, el tipo de hipnosis,… Dependiendo de los resultados que se quieran obtener y de cómo responda la persona se puede necesitar más o menos tiempo. Pero generalmente se pueden conseguir respuestas a sugestiones muy rápidamente. De hecho, existen las llamadas inducciones instantáneas que consiguen llevar a una persona al trance hipnótico en pocos segundos.

6 ¿Se puede hipnotizar a alguien sin que se de cuenta?

En teoría es posible. En la práctica no sería nada fácil. Son muchos los factores que se tendrían que controlar al mismo tiempo para poder inducir a una persona sin que se diera cuenta. Evidentemente yo nunca lo he intentado ni lo intentaré, por las evidentes cuestiones éticas y morales.

7 ¿Se le puede obligar a alguien a que haga algo que no haría estando consciente?

¡Sí! Aunque es un aspecto controvertido, ya que algunos autores afirman que las cosas que hace una persona en estado hipnótico son cosas que les gustaría hacer a esa persona de forma consciente, aunque a veces en secreto. Pero como hemos visto, la hipnosis es un estado en el cual la parte “crítica” de nuestro cerebro está apagada, con lo cual si sugestionamos al sujeto adecuadamente podemos conseguir que haga lo que queramos.

8 ¿Existen grados de hipnosis?

Hay distintas opiniones. Algunos opinan que una persona o está o no está hipnotizada, y no hay grados intermedios. Otros opinan que sí, que hay distintos estados de trance, unos más profundos que otros. Yo opino que en cualquier momento una persona es susceptible de aceptar sugestiones, pero es verdad que para poder obtener ciertos resultados más complejos, es necesario desactivar la mente consciente de alguna forma, y para ello hay que llevar al sujeto a estados de trance más profundos. En la práctica parece que sí, que hay ciertos grados, pero eso puede ser simplemente un defecto del modelo que tenemos actualmente de la hipnosis, y cuando comprendamos mejor cómo y por qué funciona quizás veamos que no exista realmente diferencia entre los distintos estados mentales,… o sí.

9 ¿Tiene peligros la hipnosis?

Los miedos que suele tener la gente a la hipnosis es, por ejemplo, que uno no se pueda volver a despertar, y que se quede dormido para siempre. Esto es, obviamente, imposible. Si por ejemplo se dejara a una persona en estado de trance, al cabo de un rato se despertaría por sí sola, como si hubiera estado durmiendo. Además, las sugestiones que se realicen en estado hipnótico, si no son reforzadas, también desaparecerán al cabo del tiempo. Es decir, que uno no va a estar cacareando como una gallina durante el resto de su vida.

Eso no quiere decir que la hipnosis no tenga ciertos peligros. Para empezar no se debería hipnotizar a una persona con alguna enfermedad mental como esquizofrenia y similares, porque podría empeorar su estado. Aunque de todas formas es muy difícil hipnotizar a alguien en este estado.

En segundo lugar, es posible que en algunas circunstancias el sujeto hipnotizado tenga una mala reacción. Con esto me refiero a que una regresión hipnótica podría hacer recordar a una persona un hecho traumático de su infancia –malos tratos, abusos, por ejemplo–, o si esa persona tiene alguna fobia y se le hace vivir esa situación mediante sugestión, es evidente que tendrá una mala reacción. Con mala reacción me refiero a que el sujeto puede tener un pequeño ataque de pánico, por ejemplo, pero nada que pueda dejar secuelas graves. Estas cosas pueden pasar independientemente de la buena fe del hipnotizador, pero por eso mismo no recomiendo a la gente sin experiencia realizar cosas como las regresiones hipnóticas y similares.

10 ¿Es fiable el testimonio de un testigo en estado de hipnosis?

Este es un tema peliagudo. Se ha intentado usar la hipnosis en muchas investigaciones, incluyendo muchos casos famosos. El objetivo es ayudar a recordar a los testigos y sonsacar la verdad a criminales, con el supuesto de que en estado de hipnosis no se puede mentir. ¡Pero esto es completamente falso! En estado de hipnosis nos podemos comunicar directamente con el inconsciente del sujeto. La memoria reside allí, ¡pero también la imaginación y la creatividad! Es decir, que no podemos distinguir a priori si lo que nos cuenta una persona hipnotizada es cierto o imaginado.

La memoria ya es de por sí poco fiable: solo guardamos esquemas de lo que experimentamos, y cuando recordamos algo, nuestro inconsciente rellena los huecos que hayan quedado para que nuestra mente pueda trabajar. Si a eso le sumamos que el inconsciente tiene vía libre para actuar, cuando le ordenamos que nos cuente algo, si no lo recuerda lo inventará. Ese es precisamente el problema que hay con las famosas regresiones a vidas pasadas. Si se le pide a un sujeto en trance que recuerde una vida anterior, su inconsciente creará una fantasía para poder responder a esa pregunta. Si se le pide a un testigo que describa a una persona o matrícula pasará lo mismo, si no tiene memoria de esos datos los inventará.

Conclusiones

La hipnosis es un tema tan apasionante como misterioso, porque realmente nos falta mucha investigación. Debemos saber que tiene sus pros y sus contras, y puede ser muy útil para infinidad cosas. Incluso ha sido usado para el aprendizaje de idiomas, para eliminar el dolor en intervenciones dentales, tatuajes, etc. Es evidente que en el futuro será una práctica normal, y será fascinante cuando descubramos más cosas sobre su funcionamiento.

¿Te ha quedado alguna duda sobre la hipnosis, algo que quieras saber? ¿Te asustaría someterte a hipnosis? ¿Para qué te gustaría probarla?

Foto: Wikipedia.

Relacionados

Seminario de Ramón Campayo

Aprender idiomas eficazmente

“Desarrolla una Mente Prodigiosa” de Ramón Campayo

5 Respuestas

  1. Rocio

    Hola Diego, mi pregunta es ¿Cómo podría aprender hipnosis?
    Gracias de antemano 🙂

    • Hola Rocio, soy Cristóbal, autor del artículo 😉

      Para comenzar con la hipnosis lo más recomendable es asistir a algún taller o curso presencial. Es la forma más fácil. Aunque no es absolutamente necesario. Yo aprendí con un libro en inglés llamado “Reality Is Plastic”, de Anthony Jacquins. Muy recomendable. Si buscas algo en castellano no te puedo recomendar ninguno ahora mismo, pero si buscas en alguna librería seguro que encuentras algo.

      Lo más importante es que leas sobre el tema, hasta hacerte una idea más o menos acertada de cómo funciona la hipnosis, aprender alguna técnica básica y empezar a practicar con gente (mejor con desconocidos, es muy complicado probar estas cosas con amigos y familiares).

      Espero que te sirva,

      Cristóbal

  2. marlen

    hola cristobal, disculpa el libro Reality Is Plastic, lo compraste? o lo leiste por internet?

Hacer comentario